}catch (ex){}

¿Cómo funciona un mundo habilitado digitalmente solo para algunos?

La ampliación de la brecha digital amenaza con dejar aún más rezagados a los habitantes de países subdesarrollados, especialmente a los menos tecnologizados.

La rápida difusión de las tecnologías está transformando muchas actividades económicas y sociales. Sin embargo, la ampliación de la brecha digital amenaza con dejar aún más rezagados a los países en desarrollo. Un reciente estudio titulado “Informe sobre la Economía Digital”, elaborado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), examina las consecuencias que la nueva economía digital puede tener para los países en desarrollo en términos de creación y captura de valor.

Según el texto, los Países Menos Adelantados (PMA) son los más vulnerables a las consecuencias humanas y económicas de situaciones como la actual pandemia por COVID-19. Lo anterior, en vista de que, en estos, solo una de cada cinco personas usa Internet. Además, en la mayoría de los países en vías de desarrollo, actualmente, menos del 5% de la población compra bienes o servicios en línea.

¿Cómo funciona un mundo habilitado digitalmente solo para algunos? Según los expertos, lo hace limitando el acceso a derechos básicos. Por ejemplo, la falta de acceso a Internet en el hogar limita el acceso de los estudiantes a la educación, lo que podría agravar la desigualdad. A su vez, la baja calidad de banda ancha obstaculiza la capacidad de utilizar herramientas de teleconferencia, lo que deja en desventaja a ciertos grupos de personas frente al teletrabajo.

Desde la UNCTAD aseguran que, si no se aborda, la brecha entre los países sub-conectados e hiper-digitalizados se ampliará, exacerbando así las desigualdades existentes. De ahí la importancia de una respuesta multilateral coordinada para enfrentar el desafío de la digitalización.

Para leer el estudio completo, haga clic aquí.

Compartir en

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.