}catch (ex){}

Redes comunitarias: una alternativa de conectividad para los más necesitados

A diario, personas de todo el mundo se preocupan por sus vecinos, conectándolos a Internet. Se trata de un salvavidas para muchos, en un momento en que la conectividad ha demostrado ser más importante que nunca.

Al reducir los costos de acceso a la información y el conocimiento, así como al expandir las capacidades de los individuos para compartir innovación, la conectividad tiene el potencial de empoderar a las personas, mejorar el acceso a los servicios públicos, aumentar la productividad y fomentar una mayor participación cívica.

Sin embargo, en muchas partes del mundo, la penetración de Internet, la alfabetización en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y su adopción, así como las oportunidades para los usuarios son aún bastante limitadas. De ahí que, impulsadas por el deseo de conectar sus comunidades de cualquier forma posible, personas de todo el mundo se están involucrando y construyendo redes de formas nuevas e innovadoras, que complementan el tradicional acceso a Internet. Se trata de redes comunitarias, es decir, soluciones creadas por las comunidades y para las comunidades, bajo la consigna de Internet Society de que “cualquiera puede ayudar a construir Internet.

En los últimos años, el número de redes comunitarias ha crecido en el continente, ofreciendo una alternativa creíble de “conectividad comunitaria” al modelo tradicional de provisión de acceso a Internet en América Latina.

Un caso cercano es Argentina, país en donde la Internet Society está apoyando la creación de infraestructura comunitaria local para crear una red comunitaria auto-sostenible que conecte las aldeas de El Cuy, Aguada Guzman y Cerro Policia. La planificación, instalación y operación están siendo discutidas, acordadas y dirigidas por la comunidad local.

¿Cómo funcionan las redes comunitarias?

Aunque el modelo de red comunitaria parece ser relativamente fácil de implementar y operar, es necesario tener en cuenta que se sabe poco sobre los modelos existentes y las posibilidades de organizarlos y mantenerlos, así como las condiciones que facilitan su implementación y éxito.

El establecimiento y la expansión de este tipo de redes depende de innumerables variables, que van desde la existencia de organizaciones eficientes y sostenibles a nivel local, la disponibilidad de competencias tecnológicas, la cantidad de recursos disponibles, la existencia de condiciones ambientales amigables, así como las condiciones institucionales y regulatorias que pueden favorecer u obstaculizar su implementación.

En el caso de nuestra región, una buena guía para comenzar es el estudio “Redes Comunitarias en América Latina: Desafíos, Regulaciones y Soluciones”, que resalta el potencial de las redes comunitarias y señala los elementos regulatorios que podrían optimizar su desarrollo.

Quizá uno de los aspectos de mayor importancia que aporta este texto es la utilización de elementos descriptivos durante sus secciones para adoptar una actitud proactiva y ofrecer indicaciones y recomendaciones concretas. Dichos elementos buscan clarificar cómo las redes comunitarias podrían ser categorizadas jurídicamente, qué normas deberían considerarse al regular las redes comunitarias y qué políticas es necesario adoptar para promover y fortalecer la expansión de las redes comunitarias en América Latina.

Otros recursos

En estos links es posible encontrar cursos online en temáticas como:

También es posible encontrar más material acerca de las redes comunitarias en la página web de la Internet Society.

Compartir en

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.