}catch (ex){}

El covid-19 amplió la brecha digital, pero redujo la basura electrónica

El consumo de equipos electrónicos y eléctricos al comienzo de la pandemia de covid-19 se redujo en casi un tercio en los países de ingresos bajos y medianos, según un informe de la ONU, a pesar de la creciente necesidad de estar conectados con el mundo encerrado.

El informe analizó el consumo de equipos eléctricos y electrónicos durante los primeros tres trimestres de 2020 en comparación con el escenario normal antes de la pandemia y lo utilizó para estimar los desechos electrónicos en el futuro.

El informe proyecta que las menores ventas de equipos eléctricos y electrónicos en los primeros tres trimestres de 2020 conducirán a una reducción de 4,9 millones de toneladas métricas de desechos electrónicos en los próximos cinco a 15 años. Así las cosas, pareciera que trabajar, estudiar, jugar y divertirse en casa no aumentó el consumo para todos como se cree.

Los países del norte de África, Asia occidental, África subsahariana y Asia central fueron los más afectados, ya que las ventas de equipos eléctricos y electrónicos en los países de ingresos bajos y medios disminuyeron en un 30 por ciento en comparación con la caída de solo el cinco por ciento en los países desarrollados, según el informe.

Un pequeño lado positivo es la reducción asociada en la generación de desechos electrónicos en los países de ingresos bajos y medianos, muchos de los cuales no cuentan con una infraestructura de gestión de desechos electrónicos o esta es inadecuada, lo que genera peligros para el medio ambiente y la salud.

Desigual

Si bien la reducción significa que se han ahorrado millones de toneladas de desechos electrónicos potenciales, también destaca una profundización de la brecha digital norte-sur.

El estudio señala que la desigualdad se ha agravado en todo el mundo con 500 millones de personas subempleadas o sin trabajo debido al covid-19, que afecta a las mujeres dos veces más que a los hombres. Los trabajadores de los países de bajos ingresos son los que más sufren, perdiendo el 23% de sus horas de trabajo.

Escenario mundial

Se estima que la basura electrónica global se duplicará en los próximos 30 a 50 años. En 2019, la población mundial creó 53,6 millones de toneladas (TM) de desechos electrónicos. Asia generó el mayor volumen de 24,9 TM de desechos electrónicos, seguida de América (13,1 millones de TM) y Europa (12 TM), mientras que África y Oceanía generaron 2,9 TM y 0,7 TM respectivamente, según el Global E-Waste Monitor 2020 de la ONU. .

Según los analistas, este período de reducción de los desechos electrónicos es una oportunidad para que los países en desarrollo lo gestionen mejor.

Para revisar el informe completo, haz clic aquí.

Compartir en

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.