}catch (ex){}

Trabajadores de áreas operativas son los más impactados por la brecha digital

La pandemia ha acelerado muchas tendencias que impactan en la economía y los negocios, las cuales se vinculan con los comportamientos humanos. En el diario La Nación de Argentina, Sergio Roses, académico de la Universidad de Málaga, España, señala que estos cambios están dando lugar a transformaciones en el ámbito del trabajo: el trabajo remoto, los equipos ágiles, la mayor demanda de habilidades digitales a todo nivel y, en general, en todas las aristas de un negocio.

Mirado desde el prisma de los recursos humanos, Roses sostiene que, durante la pandemia, se ha profundizado un nuevo tipo de desigualdad, ya que las áreas que más rápido se adaptaron al entorno digital y remoto fueron las relacionadas con el trabajo administrativo; mientras que el resto de las áreas (venta minorista, manufactura, transporte, distribución, entre otras) no sufrieron, en general, transformaciones significativas en su forma de operar.

De allí surge el término “deskless workers” para referirse a todos los trabajadores cuyas tareas están más cerca de la operación y lejos de la “oficina”. Este grupo de trabajadores representan entre el 70% y el 80% de la fuerza laboral mundial, según distintas estimaciones.

Roses explica que, en estos casos, el trabajo sucede en un vehículo (camión, auto), una planta o un lugar de atención al cliente; presenta un bajo nivel de procesamiento online, el entrenamiento del personal es “face-to-face”, y en general presenta una alta exposición a la automatización.

“En este contexto, la pandemia puso de relieve que muchos de estos “deskless workers” siguen utilizando el papel para sus transacciones y, en general, están altamente desconectados de sus equipos (supervisores, compañeros de trabajo) por la ausencia de smartphones, mails u otras formas o sistemas de conexión en tiempo real. En estos casos, una mayor conexión con la organización plantearía mayores oportunidades de carrera, fomentaría la colaboración y, en suma, una mejor experiencia de empleado, que es un vector clave del compromiso y la productividad laboral”, indica.

Según Roses, en este escenario, la tecnología es un facilitador que permite afrontar los nuevos desafíos del trabajo, modelando la experiencia; por lo que las organizaciones deben avanzar en el camino de incorporar a estos trabajadores al mundo digital.

Compartir en

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.