}catch (ex){}

Cerrar la brecha digital es hoy materia de movilidad social

Desde pedir comida por medio de una app, hasta asistir a clases en línea, realizar videollamadas con los abuelos aislados durante la pandemia o incluso para solicitar el IFE, la conectividad digital y las habilidades se han convertido en una parte cada vez más esencial de la participación en la sociedad. Queda claro que, para la mayoría de nosotros, estar conectado ha dejado de ser un lujo y se ha convertido en una necesidad.

Para quienes nos sentimos cómodos operando en un mundo en línea, y que tenemos los dispositivos y el Internet que necesitamos para hacerlo, puede parecer que lo mismo le sucede a los demás. No obstante, aquellos que enfrentan la exclusión digital en cualquier forma son fáciles de pasar por alto y fáciles de perder de vista ante una triste realidad: la brecha digital se está convirtiendo rápidamente en un problema crítico de desigualdad social.

La llamada “brecha digital” se ha entendido, a menudo, como algo que afecta a las personas mayores que crecieron en un mundo pre-digital o aquellos que viven en lugares con malas conexiones a Internet. Pero hoy abarca mucho más que eso. Existen múltiples brechas digitales que van desde el acceso a Internet, el software, los dispositivos y las habilidades digitales hasta la confianza para poder navegar. Dentro de cada uno de estos, existe una disparidad económica en la que aquellos que residen en los hogares más pobres tienen más probabilidades de ser excluidos digitalmente.

Eso significa que la brecha digital también es un problema de movilidad social. Una nueva investigación llevada a cabo a nombre de Vodafone Reino Unido muestra que, para algunos propósitos, la alfabetización digital es tan importante como la lectura y la escritura, y quienes están más desfavorecidos económica y socialmente son más propensos a describir sus habilidades digitales como básicas. La encuesta encontró que dos quintas partes de las personas dijeron que se beneficiarían de la capacitación en habilidades digitales. Esto fue casi el doble para aquellos que están desempleados, lo que dificulta mucho más la búsqueda de oportunidades laborales para quienes viven en hogares más pobres.

Igualmente preocupante es que poco menos de un tercio de las personas tuvo que compartir un dispositivo (como una computadora portátil, tablet o PC) para el trabajo, la educación o el ocio durante el año pasado. Esto significa que los niños esperan a que un padre termine su trabajo antes de poder comenzar su tarea o viceversa. Esto puede tener un impacto devastador en la productividad y los logros de quienes ya están en desventaja, lo que significa que su trabajo o su educación se ven afectados más severamente por el “bloqueo” que aquellos con fácil acceso a los dispositivos que necesitan.

El informe también destaca que los niños de hogares menos favorecidos corren un riesgo especial de quedarse atrás. El estereotipo de que los jóvenes de hoy son “nativos digitales” tiene algo de verdad, pero echa de menos a aquellos que no tienen las herramientas o los medios para participar, y cuya educación y oportunidades de vida se ven retrasadas.

A largo plazo, esto no es solo un problema para ellos: es un problema para la economía. Los propios hallazgos del gobierno inglés muestran que nueve de cada 10 empleados necesitarán mejorar sus habilidades para el 2030 con el fin de cubrir los puestos de trabajo que la sociedad necesitará para entonces. En última instancia, resolver la brecha digital es una cuestión de equidad.

Según los analistas, el acceso a la tecnología y la conectividad es tan vital en el mundo actual como las necesidades del hogar, por lo que tanto el mundo público como el privado deben abordar la brecha digital.

Si las conexiones digitales, los dispositivos y las habilidades son esenciales para participar en la sociedad actual, entonces todos tenemos un papel que desempeñar para cerrar las brechas digitales que excluyen a demasiadas personas de ella.

Fuente: politicshome.com

Compartir en

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.